sexo barcelona

Las sex dolls llegan a Barcelona

Sexo

El prostíbulo del centro de Barcelona que ha empezado a ofrecer las llamadas sex dolls podrá imitar los juegos de la infancia: los usuarios se dedicarán a desvestirlas, quizás con frenesí, y no tendrán ganas de mecerlas sino de hacer con ellas una cosa muy diferente. Estas muñecas-prostitutas cuestan de alquiler 80 euros la hora, a pesar de que en las tiendas especializadas también se pueden comprar por el módico precio de 6000 euros, un poco más caro que el porno. El invento viene de Japón, uno de los países más avanzados en cuanto a la industria del sexo.

No se trata de quitar y poner vestidos, ya traen incorporada la variedad: se puede escoger entre una caucásica, una africana, una asiática y una que finge ser un personaje de animación; un abanico que nos dice que de gustos, en cuestión de putas, hay de todos colores, como se puede advertir dando un paseo por la ciudad o viendo los x videos que inundan Internet. El prostíbulo en cuestión ha sido bautizado como Lumidoll, por lo de “lumis”.

Kuczynski

Kuczynski roza el triunfo a las presidenciales del Perú

Peru

El voto de los emigrantes puede decidir unos comicios en que Keiko Fujimori habrá perdido gracias al frente en su contra.

Un Perú dividido. Es el que emerge de las elecciones presidenciales celebradas domingo. Ayer, al cerrar esta edición, los resultados provisionales daban una ventaja por la mínima al candidato Pedro Pablo Kucyznski. De acuerdo con el cómputo del 92,6% de los votos escrutados, el conservador, de 77 años, obtenía el 50,32% de los apoyos, mientras que Keiko Fujimori, de 41 años, se tenía que conformar con el 49,68%. En total, entre las dos listas sólo hay una diferencia de poco más de 100.000 votos entre los 13 millones de electores. Cómo en los comicios de hace cinco años, la unión de los antifujimoristes ha dado sus frutos y la hija del expresidente Alberto Fujimori podría volver a sufrir una amarga derrota.